Cine – La Pasión de Cristo: la verdad tal cual ocurrió y permanece por siempre

· Alberto Auné, arte, religión
Autores

Alberto Auné

Mel Gibson dirigió y produjo esta película que muestra la actualidad del sufrimiento de Jesús en la Cruz.

Vemos en esta obra de arte la realidad histórica, ajustada a la textualidad de los Evangelios y nos sentimos parte de un hecho que influyó en la humanidad.

Ficha Técnica: Nombre original: The Passion of the Christ – Dirección: Mel Gibson – País: Estados Unidos de América – Año: 2003/4 – Reparto: James Caviezel (Jesús de Nazaret); Monica Bellucci (María Magdalena); Mattia Sbragia (Caifás); Claudia Gerini (Claudia Procles); Maia Morgenstern (María); Sergio Rubini (Dimas); Toni Bertorelli (Anás); Roberto Bestazzoni (Malchus); Francesco Cabras (Gesmas); Giovanni Capalbo (Cassius); Rosalinda Celentano (Satán); Francesco De Vito (Pedro); Luca Lionello (Judas) – Guión: Mel Gibson y Benedict Fitzgerald – Producción: Mel Gibson, Bruce Davey y Stephen McEveety – Música: John Debney – Fotografía: Caleb Deschanel – Montaje: John Wright – Diseño de producción: Francesco Frigeri – Vestuario: Mauricio Millenotti – Estreno en EEUU: 25 de febrero de 2004.
1. Una nueva visión sobre Dios hecho hombre
Esta no es la primera película filmada sobre el tema de la Pasión y Muerte de Jesús.
Un clásico en los cines de barrio entrando en la segunda década del siglo XX en Argentina en Semana Santa era algunas de las versiones, todas con el mismo título, de La Pasión; así también los canales de TV abierta siguieron la tendencia con obras como La Historia Más Grande Jamás Contada y tantas otras.
Estas obras siguieron el estilo de Hollywood, presente en películas como Los Diez Mandamientos y tantos que presentaban, al igual que los que veía en Semana Santa, un Jesús ideal.
Era un hombre que encantaba, atraía a las multitudes… Pero la historia de Su muerte y resurrección se diluía.
2. Un cambio de actitud
La gente salía contenta de ver esas películas… pero su vida no cambiaba después de ello. No se había conmovido. Ya el argumento era conocido, y las charlas se basaban en lo técnico, los actores, el paisaje…
Sin embargo, quienes han visto la obra de Mel Gibson han sentido “algo”. Hubo quienes lloraron, rezaron después de mucho tiempo o no pudieron soportarla y se retiraron antes de que termine.
3. Otros intentos y experiencias en el cine
Hubo posteriormente a aquellas películas mencionadas algunos intentos de presentar un Jesús más real, como La Pasión según San Mateo, de Pier Paolo Pasolini.
Sin embargo, ninguna película de las hechas sobre el tema tiene la dimensión histórica de ésta, que muestra la Pasión tal y como ocurrió.
Si leemos los Evangelios, veremos que la película es fiel a ellos.
4. La verdad histórica
Las cosas ocurrieron así, tal cual se muestran, y no hay vuelta sobre esto. No valen las metáforas.
El idioma hablado por los actores, el arameo, es el que se usó entonces, hace ya casi veinte siglos al escribirse estas líneas.
Los gestos, los personajes, juegan un papel importante. Si leemos los Evangelios veremos que cumplen el papel que cada uno tenía durante la Pasión de Jesús.
5. Críticas equivocadas
Se acusó a la obra de antisemita; creo que no es así. No hay en ella un ataque a la religión o al pueblo judío. Por el contrario, Jesús lo era y quienes lo condenaron obraron como lo hicieron; ésa, reitero, es la realidad.
Estos ataques se deben, entre otros motivos, a que las películas anteriores mostraban personajes alejados de la realidad; haber creído en esas composiciones de carácter lleva a posibles equivocaciones. Pero si partimos de la realidad del Evangelio, vemos que la verdad está expresada claramente.
6. Excelentes profesionales
Los actores van más allá de su trabajo profesional para efectuar una obra que trasciende lo humano para transmitir un mensaje que llega al alma. James Caviezel como Jesús, Luca Leonello en el amargo rol de Judas, Ivano Marecotti como Pilatos, Monica Bellucci… todos excelentes artistas, que comprendieron el rol que jugaban con estas interpretaciones.
7. Las horas de la Pasión
Sólo son doce horas que se cuentan aquí, que resumen la historia de un hombre que dio Su vida por nosotros.
La narración de estas horas se basa en los cuatro Evangelios; va intercalando los momentos de la Pasión que narra cada uno de ellos. En esto supera a la obra de Pasolini, que sólo sigue el texto del Evangelio según San Mateo, como su título lo indica.
8. Una experiencia para vivir
Dura algo más de dos horas y es altamente recomendable, sea cual fuere nuestra creencia religiosa. Si somos cristianos amaremos más a Jesús; si no lo somos conoceremos la historia de un gran hombre que influyó en la historia de la humanidad.
De ser posible, es recomendable antes de ver el film leer en los Evangelios los capítulos y versículos que hablan sobre la Pasión de Jesús.
Después de haber visto la película, una buena experiencia es volver a leerlos… Las imágenes se nos cruzarán en la mente y comprenderemos mejor lo que fue la Pasión de Cristo. La experiencia, estoy seguro, nos hará ver con otra perspectiva el mundo que nos rodea, tan metido hoy en el materialismo y en una escala de valores que privilegia y pone como ejemplo a quien más tiene, sin importar cómo lo consiguió. Alberto Auné

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: